novios-velo
Complementos

Guía práctica: tipos de velo para novias

¿Velo sí o velo no? Si quieres llevar velo en tu boda, ya sea por la tradición o porque lo ves como un complemento bonito más, pero no sabes por cual decidirte, aquí va una guía práctica: cuáles son los tipos y las características de los distintos tipos de velos de novia.

Al igual que existen muchos tipos de velos, que veremos a continuación, también hay numerosas telas con las que confeccionarlos: tul, chantillí, gasa, organza, blonda…, así como distintas opciones de color: pueden ser blancos o incluso tintados en rosa palo, azul pastel o verde mint.

También pueden incluir ornamentos como pedrería, bordados, encajes, puntillas, perlas, etc., y existen de distintos tipos según sea su capa: de una capa, de dos o más.

Sin embargo, se suelen clasificar según su longitud:

Velos cortos

Jaula, francés o ruso

Nace en la parte superior de la cabeza hasta la nariz, cubriendo los ojos. Puede ser de una o varias capas y es ideal para complementar vestidos de novia vintage o de líneas sencillas pero elegantes. Sienta bien a los rostros redondos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pelayo Lacazette (@pelayolacazette) el

Blusher

Tul de velo con mucho volumen que cubre la cabeza de la novia por delante y por detrás, y llega hasta los hombros. Favorece a los rostros delgados.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Bridal Finery (@thebridalfinery) el

Corto

De una sola capa, este velo llega hasta la altura de los omoplatos y queda bien sea cual sea tu forma de rostro, excepto si es demasiado alargado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Magaly Eyraud (@magscraftedveils) el

Electrizado

Es un tipo de velo corto pero que tienen varias capas de tul, no solamente una. Es perfecto para novias con vestidos cortos y diseños desenfadados.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Laura • Blog De Bodas (@ellasevistedeblanco) el

Velos medianos

Capa o fuente

Más corto por la parte delante que la trasera, cae hasta la cintura. Se recomienda para vestidos con escote corazón o palabra de honor y diseños tradicionales como vestidos de corte princesa. Es ideal para rostros cuadrados porque aporta volumen y suaviza los rasgos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de R E B E C C A A N N E (@rebeccaannedesigns) el

Hasta el codo

Mide unos 75 centímetros de largo y, como su nombre indica, debe llegar hasta el codo. Suele llevarse detrás de un recogido y se recomienda a novias que lleven un vestido corto y sencillo y para ceremonias civiles.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de P O R T O C A L E (@maisonportocale) el

Hasta los dedos

Similar al anterior, este debe llegar hasta las puntas de los dedos. Su longitud depende de la altura de la novia pero suele medir entre 85 y 125 centímetros de largo. Es ideal para vestidos largos y es el más popular entre la mayoría de novias, ya que resulta muy favorecedor.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de T A N I A M A R A S (@taniamarasbridal) el

Mantilla

El único velo que también pueden llevar las invitadas es este, y es muy habitual que lo lleve la madre del novio. Es de esencia española y suele llevarse normalmente con una peineta. Realizado en encaje y puntilla, favorece a novias con el rostro redondo o las mejillas prominentes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pelayo Lacazette (@pelayolacazette) el

Velos largos

Capilla

Este tipo de velo acaricia el suelo, ya que se extiende unos 10 centímetros sobre él para crear un efecto de cola. Es muy apropiado para bodas de tarde y es uno de los velos más formales. Puede cubrir la cara de la novia o no, y sienta bien a los rostros cuadrados y redondos, pero no a las mujeres de espalda ancha.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pelayo Lacazette (@pelayolacazette) el

Catedral

Este es el más largo de todos y es que mide dos metros y medio. Sólo se recomienda para bodas religiosas ya que la solemnidad de este tipo de velo no encaja con el estilo de las ceremonias civiles, excepto que quieras ir como una princesa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pelayo Lacazette (@pelayolacazette) el

Pero ¿qué peinado llevar con tu velo? Haz clic aquí y descubre peinados para novias con velo.

Y tú, ¿por qué tipo de velo te decides?

Imágenes: Stocksnap, Instagram.

Comparte este artículo en...
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies