invitados boda
Invitadas,  Vestidos

5 pasos para elegir tu vestido perfecto de invitada

Mucho se habla sobre cómo elegir el vestido de novia ideal, pero ¿qué pasa si eres la invitada? La eterna pregunta cuando recibes una invitación de boda es, precisamente: ¿qué me pongo? Por eso, si tienes alguna boda en tu calendario y todavía no tienes decidido el look, te damos las claves para elegir tu vestido perfecto. ¡Solo tendrás que seguir estos 5 sencillos pasos!

1. ¿Corte largo o corto?

A veces, tenemos la sensación de que si no vamos a una boda de largo no nos hemos arreglado lo suficiente pero, ¿qué marca el protocolo? Pues, quizá te sorprenderá saber que los vestidos de corte largo solo se reservan para las invitadas que tengan un papel importante como el de madrina o dama de honor. Así que si ninguno de esos es tu rol en la boda, te recomendamos elegir un traje de fiesta corto ya sea por debajo de las rodillas, es decir midi, o por encima de ellas.

Pero como en todas las reglas existen excepciones. Por ejemplo, en las bodas más informales –de estilo bohemio, en la playa…– todas las invitadas pueden elegir un vestido largo, ligero y vaporoso. Y en las bodas de día no tan informales, también puedes lucir un mono si prefieres no mostrar tus piernas.

2. ¿Boda informal o formal? ¿Tradicional o más bien moderna?

Ser conscientes desde el primer momento a qué tipo de evento nos han invitado nos ayudará mucho a encontrar nuestro vestido perfecto de invitada. Por ejemplo, decidirse por un modelo con un escote marcado para una boda tradicional en una iglesia, puede no ser adecuado. Nuestra recomendación es informarse previamente, y saber que hoy en día va ganando terreno la informalidad. Lo más importante es mantener el equilibrio, por lo que si el vestido es bastante simple, podéis contrarrestar con unos complementos que lo hagan especial. Y lo mismo ocurre a la inversa.

3. ¿Dónde se celebra la boda?

Como actualmente existen diferentes posibilidades en cuanto a los espacios, el lugar de celebración y el estilo también marcará los looks de los invitados. Puede parecer una tontería pero, ¿a qué no imaginas que los invitados vistan igual en una boda de estilo industrial en una antigua fábrica que en una boda boho en el bosque? Intenta adaptarte al lugar, usando tonos más adecuados y un estilo más moderno, informal o elegante.

4. ¿Conoces bien tu figura?

Este es quizá uno de los puntos más importantes a tener en cuenta: la forma de tu cuerpo. De esta manera, según como sea te favorecerá un corte más que otro. Por ejemplo, si tienes la cintura ancha los vestidos de cintura alta pueden ayudarte a disimular esa parte y a dar protagonismo a otras zonas. Lo ideal para los cuerpos en forma de manzana es el corte recto, que no potenciará visualmente la parte de la cadera. El corte tubo es perfecto para las mujeres delgadas que quieran multiplicar sus curvas, y el corte asimétrico se recomienda para las mujeres altas.

¿Para todo tipo de mujeres? El corte túnico o el camisero quedan genial a casi todas las chicas, porque no marcan en exceso las formas. Otro corte ideal para casi todas y que además alarga las piernas es el evasé.

5. ¿Qué color te favorece más?

Para resolver este punto también es importante conocerse bien. Y es que todos los colores no quedan igual a rubias y a morenas, o a gente con la tez más clara o más oscura. ¿Tú de que grupo eres? Si eres de las primeras, rubias y de piel clara, los colores que nunca fallan son el rojo cereza, el azul, el morado y los rosados. Por otro lado, entre las morenas se triunfan los colores intensos como el rojo, granates, violetas, verdes y azules. Si además eres morena con la piel más oscura, puedes decidirte por tonos nude o tierra, turquesa, e incluso metalizados. En el caso de las pelirrojas, que suelen tener la piel más clara, los tonos pastel y el verde son los más favorecedores.

Por último, no te olvides de los complementos. Especialmente importantes en las bodas de día, ya que dan más juego porque se pueden usar pamelas, canotiers, tocados, diademas, etc. Os recordamos nuestro artículo Tocados para invitadas de día y de noche, donde resolvíamos todas las dudas sobre cuando y cómo lucir estos accesorios.

También importante son las joyas, que como ya habíamos comentado son geniales para lograr el equilibrio de tu look. Si el vestido es más bien recargado, opta por pendientes y joyas sencillas, y al revés si el vestido es simple dale un twist con las joyas.

Para los zapatos, lo más importante es saber dónde se celebra la boda y cuando. Los más habituales son las sandalias con tacón o sin, zapatos de tacón o de cuña. Estos complementos tendrán mucha relevancia sobre todo si tu vestido es corto.

¡Ahora solo podemos desearte que disfrutes de la boda!

Imágenes: Unsplash, Instagram.

Comparte este artículo en...
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies