pareja-novios
Ideas e inspiración,  Organización

10 consejos para la organización de vuestra boda

¿Os acabáis de prometer o estáis planificando vuestra boda? Si vais un poquito perdidos en la organización, hoy no solo os damos la enhorabuena al futuro marido y mujer, también os recopilamos y recordamos 10 consejos que os servirán para disfrutar de todo el proceso previo a dar el sí quiero.

1. ¿Cómo empezar? Siempre por el presupuesto

Antes de tomar cualquier decisión en la planificación de una boda hay un primer paso muy importante. Este no es otro que marcarse un presupuesto inicial, orientativo y REALISTA. Os dejamos con nuestro artículo sobre Cómo distribuir el presupuesto que tenéis para vuestra boda, y así podréis hacer una aproximación. Para este punto debéis tener en cuenta vuestra idea básica en cuanto al número de invitados y a cómo queréis que sea vuestra boda. De esta forma, al poneros un tope en el gasto final podréis prevenir situaciones de estrés durante el proceso de organización.

2. Prioriza a tus invitados

Como apuntábamos en el paso anterior, la lista de los invitados es uno de los primeros temas que hay que definir. Y es que a partir de aquí podréis empezar a buscar el espacio donde celebrar vuestra boda, así como el resto de proveedores. Os recomendamos que hagáis una lista inicial y que, una vez hecha, decidáis si todas esas personas son importantes para vosotros y queréis que estén en vuestra boda. Especialmente, en este momento en el que hay un máximo de invitados: os recordamos el artículo A quién no tenéis la obligación de invitar a vuestra boda.

3. Tenéis tiempo de sobra

El tiempo medio para organizar una boda es de aproximadamente un año, aunque  se puede planificar en menos y más de 12 meses. Pero, sea como sea, no toméis decisiones por el tiempo que os queda. Tendréis la oportunidad de tomar decisiones lo importante es no paralizar la organización, ir haciendo, porque este proceso es contínuo.

4. La confianza es clave

Dicen que la confianza es la base de una buena relación, pero no solo sentimental. Creemos que es clave contratar a proveedores que os transmitan esa confianza y fiabilidad, tengáis “feeling”. No importa cuantos tengáis que visitar, debéis sentir que habéis encontrado el vuestro, porque así os sentiréis mucho más tranquilos y  disfrutaréis más de todo el proceso.

5. Otra virtud: la honestidad

Escuchad todas las opiniones de vuestros proveedores, ellos son los profesionales y os ayudarán mejor que nadie. También podéis hacer caso de los consejos o experiencias de familiares y amigos, pero con todos debéis de ser honestos. Os animamos a contarles vuestras ideas, a ser claros con vuestros deseos, a decir que algo no os gusta para tener tiempo a buscar otras opciones y, sobre todo, si se os sale de presupuesto. Solo de esta manera conseguiréis el resultado buscado.

6. En las bodas no hay reglas

Nuestro país es uno de los que tienen más tradiciones para las bodas, pero no tienes porque seguirlas (ni todas ni ninguna) si no quieres. No nos cansaremos de repetir que  vuestra boda y tiene que ser como vosotros queráis. Por lo que olvidaos de tradiciones, protocolos o lo socialmente aceptado… si no es lo vuestro. Por eso, también es importante la comunicación, la confianza y la honestidad con el equipo que hará realidad vuestra boda. Además, en el sector nupcial nos encanta innovar, romper con lo establecido y hacerlo único.

7. Intentad disfrutar al máximo del proceso

Planificar una boda es un proceso que suele ser largo, pero no os olvidéis de disfrutarlo. Debéis desconectar de vez en cuanto y no convirtáis esta tarea en una obligación más. Después de tomaros un respiro del tema seguro que veis las cosas diferentes (y mejor). Y siempre podéis pedir ayuda a vuestros familiares, amigos y sobre todo, al equipo que formará vuestro día.

8. No os preocupéis ni por las pequeñas cosas ni por las grandes

Quizá no queréis escuchar esto pero, es muy probla que vuestra boda no salga exactamente como la habíais organizado o imaginado. Aunque sea por algún pequeño detalle o incluso por algún mal momento durante la planificación. Por eso, os insistimos tanto en que lo disfrutéis, no lo idealicéis en exceso y no magnifiquéis los pequeños fallos. Seguramente la mayoría de los invitados ni se darán cuenta, ellos están allí para disfrutar igual que vosotros y para celebrar el día en que formalizáis vuestra vida de pareja.

9. Por encima de todo: es vuestro día

Esto también os lo hemos dicho en reiteradas ocasiones, pero sabemos que hay momentos durante la planificación que se olvida. Es vuestro día, tenéis que estar cómodos vosotros, que sea como habíais imaginado. Una boda no deja de ser una celebración personalizada, a vuestro gusto, que refleje vuestros intereses personales y de pareja. Que lo invitados que os conozcan muy bien vean que esa boda es vuestra y de nadie más.

10. Disfrutad de la organización, del día y de la experiencia global

Si habéis seguido todos los consejos anteriores os resultará mucho más fácil, pero os volvemos a repetir que este día es una jornada muy especial y que recordaréis siempre, por lo que debéis disfrutarlo al máximo. Y no hablamos solo del día B, sino de todo el proceso de planificación y organización que también forma parte de él.

Miss Gilded

Imágenes: Unsplash, Instagram.

Comparte este artículo en...
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies